Blog

R.U.C = R.ealmente U.ltra C.omplicado

Aproximadamente me encuentro en el intento número siete para obtener mi Registro Único al Contribuyente (RUC) y oficialmente poder formar parte del sistema impositivo del Paraguay. Tal como en las caricaturas del “Coyote y el Correcaminos” siempre me veo muy cerca de obtenerlo pero al mismo tiempo de algún modo se frustra el plan y nunca puedo “atraparlo”. Últimamente estoy sondeando realizar mi registro a la base tributaria a través la vía digital (por cuestiones de facilidad, tiempo y comodidad), pero constantemente es rechazada mi solicitud por nimiedades de procedimiento; como por ejemplo: “la dirección del domicilio no coincide con la dirección que figura en la factura de servicio básico de electricidad proveído”, lo cual ni siquiera verdad. Imaginando que si aceptasen la solicitud debiera ir a una charla informativa de una hora de duración sobre el sistema Marangatu (aun sabiendo cómo utilizarlo) y por último realizar el registro biométrico de la huella digital.

Ahora, considerando a los lectores un poco más escépticos sobre la efectividad de los procedimientos públicos de inscripción vía electrónica en Paraguay, el autor del artículo también acudió a la sede de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), luego de los previos intentos fallidos, y una vez más (sorpresa, sorpresa) el resultado fue el mismo.  Solicitud: Rechazada.

La única conclusión potable luego de esta experiencia es que: En este caso, la multiplicidad de los medios para realizar un trámite NO SIGNIFICA una mayor eficiencia en el resultado. La única forma correcta de implementar una nueva medida es determinando los resultados obtenidos previos a la instalación de esta medida, volver a medirlos posteriormente a efectos de testear su eficiencia y por último, contrastar los resultados con la opinión de los usuarios para saber de buena fuente que aspectos deben corregirse.  Llamativamente, el trámite en cuestión es para convertir a un ciudadano en un contribuyente de impuestos y muy por el contrario de facilitarlo al máximo uno sigue percibiendo un “incentivo” por parte del Estado para continuar exento de esta responsabilidad.

Una vez más, desde Pro Desarrollo pensamos “outside the box” y proponemos tres métodos que pueden modificar la reacción del actual y futuro contribuyente para estos casos:

  1. Modalidad 100% digital a través de la computadora o el celular, tanto para la inscripción al sistema como para realizar gestiones o modificaciones.
  2. Respecto a la modalidad presencial, se pretende eliminar procedimientos innecesarios para aquellas personas que demuestren un manejo aceptable del sistema Marangatu. Por ejemplo, en los casos en los que ya poseen un RUC y están tramitando otro.
  3. Sustituir el curso y consultas por videos informativos/explicativos y un software de simulación didáctico para familiarizarse con el proceso de rendición de los impuestos.

De acuerdo a los registros históricos de la SET sobre la cantidad de contribuyentes del departamento de Central, el mismo presenta un incremento anual promedio de simplemente 0.37%. Estimamos que a través de la implementación de estas tres prácticas se podría alcanzar un crecimiento anual en Central del 1,5% anual y los costos de implementación son considerablemente bajos.

Estos métodos pretenden no simplemente ser implementados para la SET sino también para otras entidades estatales con un objetivo de alcance y efectividad establecido, deben ser revisadas las metas de manera anual a efecto de realizar las correcciones pertinentes. Pro Desarrollo se enorgullece en presentar soluciones alternativas a realidades actuales del país con la finalidad última de construir un país con un aparato estatal eficiente, progresista y más transparente.

Write a comment