Blog

¿Qué consumimos?

Una gran pregunta que normalmente no puede ser respondida con exactitud por los paraguayos. Otra interrogante que surge inmediatamente después es, ¿Existe entonces un índice para medir cómo consumimos? En la actualidad no existe un estudio sobre las tendencias de consumo en el Paraguay.

Estos estudios son de reconocida importancia a nivel internacional debido a que permiten identificar cambios en el mercado y les permite a las empresas tomar decisiones con el fin de realizar las acciones necesarias y evitar ser eliminadas por la competencia. El motivo de realizar dichos estudios es porque no todos los consumidores son iguales o tienen los mismos gustos o el mismo poder adquisitivo.

Países vecinos que sí poseen estos estudios lograron identificar cinco variables que actúan como determinantes para definir las tendencias de consumo de las personas:

  1. El nivel de ingreso del individuo
  2. Las oportunidades de compra (relacionada con la distancia entre el bien y el consumidor)
  3. La accesibilidad al crédito
  4. El poder que ejerce la marca desde la perspectiva social
  5. Las razones de compra (preferencias)

Los informes de tendencias de consumo se construyen mediante los resultados de encuestas realizadas a individuos que comparten preferencias sobre ciertos bienes y poseen determinadas características comunes. La esencia principal de dichas tendencias es distinguir las necesidades cambiantes de las personas, sus deseos y sus expectativas con el fin de captar oportunidades de negocios que satisfagan las necesidades de los consumidores.

En el Paraguay un estudio sobre las tendencias de consumo permitiría recolectar información detallada sobre el comportamiento microeconómico de la población, permite además formular legislaciones pertinentes que apuntalen al sector en vez de perjudicar al mismo, además asiste al control sobre la economía informal, ya que, una elevada tendencia de consumo hacia un bien y una baja recaudación tributaria del mismo bien, conduce a un pensamiento de contrabando de esa mercadería y finalmente, dicha información permite un desarrollo del mercado ya que conociendo las tendencias de consumo las empresas, privadas como estatales, pueden generar nuevas aristas comerciales que correspondan a las necesidades de la población.

En Pro Desarrollo resaltamos la importancia de registrar las tendencias de consumo de la ciudadanía, con el fin de producirse la documentación de estos datos y que a su vez tienen un doble objetivo: El primero proveer al Estado de información para conformar regulaciones que impulsen la formalidad y el dinamismo de los sectores y, el segundo, suministrar a las empresas de información relevante sobre el comportamiento de los consumidores para poder anticipar sus estrategias de expansión, de comercialización y el desarrollo de nuevas áreas de mercado dentro de la misma empresa.

Write a comment