Blog

La genómica: Un cambio de paradigma

La genómica, entendida ésta como el conjunto de disciplinas relacionadas con el estudio de los

genomas -los genes y disposición de los mismos en la célula- y su aplicaciones en terapia génica,

biotecnología, y otros rubros, está revolucionando el desarrollo mundial con sus hélices

innovadoras.

Gerardo Jimenez-Sanchez, Director de Medicina Genómica y Bioeconomía en Harvard y

Presidente Ejecutivo del Global Biotech Consulting Group, sostiene que “según la OCDE, la

genómica se convertirá en un elemento central de muchos sectores económicos, entre ellos los

relacionados con la salud, el medioambiente, la agricultura, la veterinaria, la biotecnología, las

energías alternativas, la ciencia forense, la justicia y la seguridad.” Lee más acá.

 

Asimismo, el autor afirma que en Estados Unidos los beneficios de la aplicación del Proyecto

Genoma Humano han producido beneficios económicos por alrededor de un billón de dólares y

mas de 300.000 empleos.

 

Cómo puede incidir la genómica en nuestra vida y aterrizar su fenómeno de progreso en ejemplos

prácticos? A la fecha, su impacto más importante ha sido en el rubro de la salud, a través de la

“medicina personalizada”, en la cual se genera una atención médica personalizada a través de los

perfiles genéticos de los pacientes. Al ser individualizada la atención debido a la medicina génica,

los resultados pueden ser anticipatorios y preventivos, y por ende más baratos para el ciudadano

y el sistema de salud pública.

 

Si partimos del dato que nuestro PIB se sostiene en su mayoría en la agricultura y ganadería, hay

un campo interesante en el cual se puede empezar a pensar en aplicar en el Paraguay: la

agricultura, la ganadería y la industria alimentaria.

 

Paraguay tiene una inversión extraordinaria en tecnología para la producción mecanizada,

principalmente desde el sector privado, donde esas investigaciones tienen un retorno económico

casi inmediato. No ocurre lo mismo en la agricultura familiar o en rubros que pueden significar

alternativas muy interesantes para el productor pequeño (sésamo, productos frutihortícolas, chía,

remedios medicinales, entre otros).

 

Que podamos desarrollar cultivos de arroz resistentes a inundaciones (como sucede en sudeste

de Asia) o que podamos perfeccionar la calidad de nuestras naranjas y adaptarlas a los cambios

climáticos nos escudaría de la volatilidad de nuestro crecimiento económico “climadependiente” ,

que parece hoy una barrera infranqueable.

 

Que podamos aplicar tecnologías genómicas a la ganadería no solo a gran escala sino para el

pequeño productor pecuario incluyendo cría y prácticas veterinarias, podría maximizar la

producción.

 

Esto llevaría a que el círculo de producción propiamente dicho, emplee conocimiento y desarrollo

mucho antes que la semilla caiga al suelo o que el animal crezca, sino que emplearía a

ingenieros, biólogos y científicos en laboratorios, nos podría ubicar a la cabeza de desarrollo de

dichas innovaciones en la región y cambiaría nuestra matriz económica a mediano plazo tan

dependiente de la exportación de commodities.

 

Al ensancharse la brecha, la industria y los servicios aumentarán a su vez la producción de

commodities en números absolutos, con la diferencia que porcentaje de incidencia del mismo en

el PIB se vería reducido a prorrata gracias a la incorporación de nuevos sectores en la cadena de

exportación.

 

No obstante, la aplicación de tecnologías a nuestro mayor rubro de exportación sería una

excelente manera de incorporar tanto industria (por ejemplo, ciencia y tecnología genomica en el

cultivo de soja), y mano de obra calificada y experta.

 

El sector I+D (innovación y desarrollo) debe ser la continuación del “UNANOTECALLES”. Debe

ser el justo reclamo de una juventud que merece tener herramientas para desenvolverse en los

sectores académicos con lo necesario para afrontar el futuro, con una exigencia a aumentar la

inversión irrisoria de 0.08% del PIB en investigación científica y apuntalar los discursos que

prometen un país que se inserte en el mundo globalizado y competitivo.

Write a comment